mvp.es.

mvp.es.

¿Por qué tu MVP necesita un enfoque centrado en el usuario?

Introducción

El proceso de crear un nuevo producto o solución a menudo comienza con un concepto de negocio o idea. Una vez que se ha validado el concepto, el siguiente paso es construir un MVP o Producto Mínimo Viable. Un MVP es un prototipo o versión inicial de un producto o aplicación que tiene suficiente funcionalidad para ser lanzado al mercado.

Muchas empresas y equipos de desarrollo de productos pasan por alto un componente crítico al construir su MVP: el usuario. En este artículo, discutiremos por qué centrarse en el usuario es fundamental para el éxito de un MVP.

MVP: ¿Qué es?

El MVP es la versión mínima de un producto que tiene suficiente funcionalidad para que los clientes puedan usarlo. A menudo se construye para probar la viabilidad del concepto de un producto en el mercado y para obtener comentarios de los clientes sobre la funcionalidad y características que deben incluirse en versiones futuras.

Según Eric Ries, autor de "El Método Lean Startup", un MVP es "Esa versión de un nuevo producto que permite a un equipo recopilar la máxima cantidad de aprendizaje validado sobre los clientes con el mínimo esfuerzo".

¿Por qué es importante centrarse en el usuario?

Cuando construimos un MVP, es vital que seamos conscientes de que no buscamos crear una solución de la que estamos seguros de que será exitosa. De hecho, lo que buscamos es aprender tanto como sea posible sobre nuestros clientes, sus necesidades, problemas y frustraciones.

Si no nos enfocamos en el usuario, corremos el riesgo de construir una solución que no resuelve el problema de los usuarios. En lugar de eso, podría ser una solución que nos parece buena en teoría pero que no tiene demanda en el mercado.

El objetivo de un MVP es, por tanto, obtener feedback del usuario. Al centrarnos en el usuario, podemos aprendar qué es lo que realmente necesitan, cómo desean que se integre la solución en su vida y cómo se puede mejorar.

Caso de estudio: Dropbox

Uno de los ejemplos más exitosos de un enfoque centrado en el usuario al construir un MVP es Dropbox. De hecho, el enfoque centrado en el usuario de esta empresa los ha llevado a ser unos de los productos más utilizados a nivel mundial.

El problema consumidores enfrentaban para almacenar y compartir archivos en línea era grande. Sin embargo, la batalla para resolverlo estaba sucediendo en un ambiente cada vez más competitivo.

Dropbox entendió que resolver la conceptualización del servicio que sus competidores ofrecían no iba a ser fácil, por lo que la estrategia alternativa fue enfocarse en el usuario para entender exactamente lo que necesitaban.

Su enfoque basado en la experiencia del usuario se concentró en construir un producto simple, intuitivo y fácil de usar. Finalmente, construyeron una solución que era única y exactamente lo que los usuarios requerían en sus vidas diarias.

Cómo construir un MVP basado en el usuario

Hay varios pasos que se pueden tomar para construir un MVP exitoso basado en el usuario:

Identificar el problema del usuario

Antes de empezar a construir un MVP, es necesario entender qué problema enfrentan los usuarios. Esta es una buena oportunidad para hablar con los usuarios y hacer preguntas para entender sus frustraciones y necesidades.

Definir los objetivos de negocio

Una vez que se ha identificado el problema a resolver para los usuarios, es importante definir objetivos de negocio claros. ¿Cuál es el retorno de inversión esperado? ¿Cuántos usuarios deben utilizar la solución?

Realizar una investigación exhaustiva del mercado

Explorar el mercado puede ayudarnos a entender qué otras soluciones existen para el problema que hemos identificado. De esta manera, podremos aprender cómo nuestros competidores resuelven ese problema y cómo podemos brindar una solución diferente y mejorada.

Analizar la retroalimentación de los usuarios

Una vez que el MVP esté disponible, es necesario estar preparado para recibir comentarios tanto positivos como negativos. Tomar en cuenta la retroalimentación de los usuarios es crítico para aprender y mejorar el producto con el tiempo.

Conclusión

Construir un MVP no es un proceso fácil. Sin embargo, es esencial enfocarse en el usuario para asegurarnos de no perder de vista la solución del problema real. En definitiva, estamos tratando de crear una solución que resuelva las necesidades de nuestros clientes, y la única manera de hacerlo es construyendo un producto centrado en el usuario.