mvp.es.

mvp.es.

Cómo mantener tu independencia mientras trabajas con un mentor

Introducción

En el mundo del emprendimiento y la tecnología, es común buscar el apoyo de un mentor para ayudarnos a crecer profesionalmente. Los mentores son personas con experiencia y conocimiento en una determinada área y pueden brindarnos consejos valiosos para alcanzar nuestros objetivos. Sin embargo, trabajar con un mentor no siempre es fácil, especialmente si deseamos mantener nuestra independencia. En este artículo, exploraremos cómo mantener una buena relación con un mentor mientras se mantiene nuestra independencia y se alcanzan nuestros objetivos.

Establecer expectativas claras

Lo primero que debemos hacer para mantener nuestra independencia mientras trabajamos con un mentor es establecer expectativas claras. Antes de empezar a trabajar juntos, es importante tener una conversación franca sobre lo que esperamos de la relación de mentoría. ¿Qué objetivos queremos alcanzar juntos? ¿Cuál será el alcance de la orientación del mentor? ¿Con qué frecuencia nos reuniremos? ¿Cómo se comunicarán el mentor y el mentorado? Al tener respuestas claras a estas preguntas, podremos asegurarnos de que ambos estemos en la misma página y que nuestra relación sea productiva.

Mantener un equilibrio de poder

Otra forma de mantener nuestra independencia mientras trabajamos con un mentor es asegurarnos de mantener un equilibrio de poder. Aunque el mentor es alguien que ha tenido éxito en su carrera y tiene más experiencia que nosotros, no es algo que deba tener el control total en nuestra relación. Debemos asegurarnos de tener voz y voto en todas las decisiones que se tomen en nuestra relación de mentoría. Debemos ser francos acerca de lo que queremos hacer con nuestra carrera y nuestra empresa, y pedir a nuestro mentor que brinde opiniones y consejos en consecuencia.

Un ejemplo de equilibrio de poder en la relación de mentoría

  • El mentor brinda su experiencia y conocimientos
  • El mentorado lidera la relación y es responsable de tomar decisiones
  • El mentor ofrece sugerencias y opciones, pero no decide por el mentorado
  • El mentorado es proactivo en la implementación a través de la retroalimentación y la comunicación constante

Tener confianza en tus decisiones

Cuando se trabaja con un mentor, es común que surjan momentos en los que cuestionemos nuestras propias decisiones. Es importante recordar que aunque el mentor puede tener más experiencia, también debemos tener confianza en nuestra propia intuición y habilidades. No debemos tener miedo de tomar decisiones o desviarnos del enfoque sugerido por el mentor si creemos que es lo mejor para nosotros. Al final del día, somos los que estamos liderando nuestra empresa, y debemos confiar en nuestras habilidades para tomar decisiones que sean beneficiosas para nosotros.

Comunicación honesta y abierta

La comunicación honesta y abierta es fundamental para mantener nuestra independencia mientras trabajamos con un mentor. Debemos estar abiertos sobre nuestras preocupaciones e inquietudes, y no tener miedo de expresar nuestras opiniones. La retroalimentación es importante para asegurarnos de que estamos en el camino correcto y de que estamos aprovechando al máximo nuestra relación de mentoría. También es importante que nuestro mentor entienda nuestros objetivos y que esté de acuerdo con ellos. Si nuestro mentor no está de acuerdo con lo que estamos trabajando, debemos ser francos y ver si podemos encontrar un punto intermedio.

No tener miedo de ir por nuestra cuenta

A veces la relación de mentoría puede no funcionar, o podemos sentir que ya no necesitamos el apoyo de un mentor. En estos casos, no debemos tener miedo de seguir adelante por nuestra cuenta. A veces, la relación de mentoría puede haber sido útil para ayudarnos a establecernos, pero ahora podemos sentir que hemos tomado nuestro propio camino. En estos casos, debemos ser agradecidos por el tiempo y los consejos que nuestro mentor nos brindó, pero también debemos confiar en nuestras propias habilidades para liderar nuestro camino hacia el éxito.

Conclusiones

En resumen, trabajar con un mentor puede ser una gran manera de crecer profesionalmente. Sin embargo, no debemos dejar que la relación de mentoría nos impida mantener nuestra independencia. Debemos establecer expectativas claras, mantener un equilibrio de poder, tener confianza en nuestras decisiones, comunicarnos abierta y honestamente, y no tener miedo de ir por nuestra cuenta si sentimos que es lo correcto. Al hacerlo, podremos aprovechar al máximo nuestra relación de mentoría sin comprometer nuestra independencia.