mvp.es.

mvp.es.

Cómo abordar la creación de tu MVP desde un enfoque lean

Introducción

La creación de un MVP es una de las primeras etapas en el desarrollo de cualquier negocio tecnológico. Un MVP (Minimum Viable Product) es el producto mínimo viable que se puede lanzar al mercado para validar una idea de negocio y obtener valiosas reacciones y opiniones de los usuarios antes de invertir grandes cantidades de tiempo y recursos en el desarrollo de un producto completo.

En este artículo, te explicaremos cómo abordar la creación de tu MVP desde un enfoque lean, lo que implica reducir el tiempo y los recursos necesarios para desarrollar y lanzar tu MVP.

1. Identificar tu público objetivo

Lo primero que debes hacer es identificar a tu público objetivo. Si no sabes quién es tu público, no sabrás qué problema están tratando de resolver, en qué están interesados y qué desean de tu producto. Identificar a tu público objetivo te permitirá crear un MVP que satisfaga sus necesidades y expectativas.

Para identificar a tu público objetivo, es importante tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Edad
  • Género
  • Intereses
  • Comportamientos
  • Ubicación geográfica
  • Nivel de educación

2. Identificar el problema a resolver

Una vez que hayas identificado a tu público objetivo, deberás identificar el problema a resolver. La idea de un MVP es resolver un problema específico que tu público objetivo enfrenta. Para identificar el problema, puedes utilizar encuestas, entrevistas y discusiones con tu público objetivo.

Deberás asegurarte de que el problema que intentas resolver es lo suficientemente grande como para tener un mercado significativo. Esto se debe a que si el problema es demasiado pequeño, tu mercado también será pequeño, lo que dificultará la monetización de tu producto y la viabilidad de tu negocio.

3. Identificar la solución

Una vez que hayas identificado el problema, deberás crear una solución. Tu solución debe resolver el problema de manera simple y efectiva. Trata de no exagerar, ya que un MVP es solo un producto mínimo viable, y tu solución debe ser fácil de escalar y mejorar a medida que crezca tu negocio.

Deberás asegurarte de que tu solución se integre bien con las expectativas de tu público objetivo. Utiliza encuestas y entrevistas para entender las expectativas de tus usuarios y, en consecuencia, adapta tu solución.

4. Desarrollar un prototipo

Una vez que hayas identificado el problema y la solución, deberás desarrollar un prototipo. Utiliza herramientas y programas de diseño para crear un diseño visual de tu producto. El prototipo debe ser una representación visual de cómo se verá y funcionará tu producto. Asegúrate de que tu prototipo sea lo suficientemente claro y fácil de entender para que tu audiencia pueda comprender las funcionalidades del producto.

5. Validar el prototipo

Una vez que tengas un prototipo sólido, deberás validarla. La validación implica probar tu prototipo con tu público objetivo. Utiliza grupos de enfoque, pruebas de usabilidad y entrevistas para entender cómo tu público objetivo interactúa con tu prototipo. Esto te permitirá conocer el nivel de aceptación de tus usuarios y hacer mejoras antes del lanzamiento oficial.

6. Lanzar el MVP

Una vez que hayas validado el prototipo, estás listo para lanzar tu MVP. Asegúrate de que tu MVP tenga solo las funcionalidades mínimas necesarias para resolver el problema que identificaste. También deberás asegurarte de que el costo de lanzar tu MVP sea bajo y que puedas iterar y mejorar tu producto a medida que recibas comentarios de tus usuarios.

7. Obtener comentarios de los usuarios

Una vez lanzado tu MVP, deberás obtener comentarios de tus usuarios. Utiliza herramientas de seguimiento de análisis y datos para entender cómo interactúan tus usuarios con tu producto. Preocúpate por saber qué piensan tus clientes, qué les gusta, qué no les gusta y cómo se puede mejorar el producto. Este proceso te llevará a mejorar la calidad de tu producto y hacer que tu negocio sea más exitoso.

Conclusión

El enfoque lean es una forma efectiva de crear tu MVP. Identificar a tu público objetivo, entender el problema a resolver, crear la solución, desarrollar un prototipo sólido, validar el prototipo, lanzar tu MVP y obtener comentarios de los usuarios son los pasos esenciales para crear un MVP efectivo y de alta calidad. Recuerda, un MVP es solo el comienzo. A medida que recibas comentarios y mejores tu solución, tu producto crecerá y se convertirá en un negocio exitoso.